Ultra Trail Andorra

Este fin de semana nos hemos subido a Andorra a vivir por segundo año consecutivo, la segunda edición de esta prueba, que se preveía dura, pero no tanto como al final ha sido. Para que os hagáis a la idea, de los 600 participantes en la Ultra, tan solo el 20% ha finalizado, y en la categoría feminina, tan solo Judit Casas, ganadora del año pasado y nuestra incansable Teresa Forn, han podido terminar la prueba.

Pero a parte de animar a los ultras, nuestro reto este año, era disputar la carrera corta, el Trail. Desde hace ya unos meses, Sonia, Enrí y yo habíamos pensado apuntarnos y disfrutar de las montañas andorranas con su emblemático Comapedrosa .
Enrí ya había hecho el año pasado con Reyes la Ultra, pero este año quería acompañar a Sonia, ya que poco a poco se está doctorando en esto de las largas distancias, y los 35 km y 2500 desnivel positivo, era una muy buena manera de seguir cogiendo experiencia.
Pero la pena ha sido que al final Sonia, debido a que su rodilla no la tiene todo lo bien que le gustaría, no ha podido disfrutar de la prueba, y muy a su pesar no ha tomado la salida.
Por lo que me veía con Enrí, que sinceramente está mas fuerte que el vinagre, yendo con la lengua fuera durante todo el recorrido. Pero decidí usar la cabeza, y no seguir, o mejor dicho, no intentar seguir los pasos de Enrí, y menos mal, ya que hizo un carrerón quedando en el puesto 21 con 5 horas y 55 minutos, y eso que no tiene el pié al 100% y en las bajadas no ha apretado tanto como le hubiese gustado.

A las 12 de la noche del viernes, se dío la salida a la Ultra Trail. Pudimos ver y animar a Javi de Huesca, Jordi Xaus, que haciá mucho que no le veíamos; nuestro amigos Marc Balaña y Adolfo Aguiló; Enrí Terri de los Obrint Traça y Teresa Forn, que últimamente le está cogiendo el gustillo a estos de las largas distancias. Los primeros 30 km de la ultra, eran prácticamente el recorrido de la Trail, pero en sentido inverso. Solo con la diferencia que los de la trail pasábamos dos veces por el refugio del comapedrosa y bajábamos hasta Aigues Juntes para luego subir al refugio Joan Canut, y los de la ultra, desde este refugio, enfilaban directamente a la cima del Comapedrosa.

9 de la mañana ya en el Col de la botella, y algo mas de 270 participantes en esta trail, que a priori, no se ve muy complicada. El tiempo es bueno, demasiado para mi gusto, y pienso que en unas 6 horas y media, estaré en la meta de Ordino. Mientras esperábamos la salida en el col, eran numerosos los corredores de la ultra que llegaban en esa hora. Para sorpresa de Enrí y mia, vemos llegar a Javi, que le dábamos ya mas bajando hacia Margineda. No le ha sentado bien la cena del día anterior, y se está deshidratando por momentos. Nos dice que lo quiere dejar, pero le animamos a que siga hasta Margineda, km 44, y que allí decida, ya que es prácticamente todo bajada, y puede que se pueda recuperar.

Y da comienzo la carrea, Enrí y yo en la últimas posiciones, pero ya veo a Enri que este no es su sitio.
Primera subida de algo mas de 400 metros en 3 km hasta Port Negre, y sin parar otros 150 metros en kilómetro y medio, hasta coronar Portella Sanfons. En este punto, ya veía a Enrí, a 100 metros de distancia y con un ritmo muy bueno.

Otro kilómetro y medio, pero esta vez de bajada, y el primer paso por el refugio del Comapedrosa. En este punto pensaba que estarían Reyes y Ramón, que habían decidido seguirnos por parte del recorrido y habían salido desde Arinsal hasta el refugio, pero no están. Enrí había bajado mas lento, y estaba esperándome en el avituallamiento. Pero una vez que salimos del mismo, su ritmo era muy bueno, y poco a poco, le fui perdiendo en la subida al Comapedrosa.

Yo seguía a un ritmo tranquilo, ya que aún quedaba mucha carrera, y la subida, aunque no muy complicada, se presumía algo larga.
Sigo sin ver a Reyes y a Ramón, y pienso
“¿se habrán atrevido a subir al Comapedrosa???????, espero que no…”
Ya por la cota 2.550, antes de un nevero, veo que están los dos esperándome y animándome. Me dicen que Enrí hace unos 10 minutos que pasó, por lo que ya creo que no le veré. Aún así creo que a Reyes y a Ramón, le s he pillado bajando, ya que seguramente han subido mas de lo que me quieren hacer creer….

Después de un par de neveros, y ya encontrándonos a los primeros que bajaban por donde el resto iba subiendo, empieza la cresta, la cual aunque poco complicada, si ralentiza mucho el paso. Cima del Comapedrosa, 2942 metros, y ahora a bajar por el otro lado. Primeros metros de bajada delicados, ya que el camino es muy vertical y hay que ir con cuidado. Una vez que se pone mas horizontal, aprovecho para trotar por los neveros, que con nieve ya pisada, se puede aumentar el ritmo de carrera.

De nuevo ya en el refugio, después de 37 minutos de bajada, la mitad que lo que me había costado subir, y continua la bajada hasta Aigües juntes. Lugar donde me encuentro de nuevo con Reyes y Ramón, para animarme, ya que hasta meta ya no les volvería a ver. Y no ha estado mal la rutilla que se han chupado los dos, desde Arinsal, refugio del Comapedrosa y se quedaron a tan solo 300 metros de la cima, ya que subieron mas de la cota 2.500 que fue donde les ví. Aún embarazada, según me comentaba Ramón, Reyes iba adelantando a muchos que subían, si es que solo le faltaba ponerse el dorsal…

En este punto, mi estómago estaba diciéndome que la cosa no iba bien. Primeros síntomas de acidez, para variar, y ahora me espera una subidita de poco menos de 400 metros en 2 km.
Como ya me conozco, meto la reductora, que aunque tenga fuerzas en las piernas, no quiero gastar mas de las necesarias en la subida, ya que sino luego lo voy a pasar peor.

Aun así, adelanto a algún corredor, y llego al refugio de Joan Canut. Me siento y empiezo a comer melón, que no sé si es lo mejor, pero es lo que mejor me entra y está fresquito. Me cruzo antes de llegar al refugio, con dos compañeros de Obrint Traça, que justo cuando yo llegaba, ellos e iban. El calor ahora es bastante fuerte, y tengo que guardar fuerzas, ya que aún queda la última subida de 600 metros, después de un par de kilómetros en ligero descenso.
Me pasan, en este llano/descenso unos 10 corredores, que van trotando por la senda. Yo sigo andando, aunque sin prisa, pero sin pausa.

Metros antes de llegar al comienzo de la subida, me encuentro a una persona de la organización, la cual me dice que se prevé lluvia, y que es preferible que vayamos agrupados.
Comienzo la subida, que ahora si me hubieran venido bien los palos, pero como las piernas me responden, voy haciendo poco a poco. Adelanto a corredores, lo cual me asombra un poco, ya que yo en las subidas nunca voy muy fino, y hoy sin palos y con el calor que está haciendo, tampoco llevo un ritmo muy elevado.
Cuando de repente el cielo se empieza a nublar, lo cual para mi es la mejor noticia del día.
En el control del collado antes de coronar Clot de Cavall, ya empieza a refrescar, y me empiezo a encontrar mejor.
Última rampa y ya estoy a 2600 metros. Una corredora que estaba haciendo fotos en la cima, charlo con ella y nos hacemos unas fotos. Me apunto su nº de dorsal (2034), para luego en meta darle mi mail y así poder enviarme la foto.

Y ahora, todo bajada. El cielo está cada vez mas negro, y creo que en breve va a caer la del pulpo. Vuelvo a pasar a otros cuantos corredores, y llego al refugio de Angonella. A partir de este punto ya no hay nieve y el sendero que nos va a llevar hasta Llorts, es perfecto para correr.
Los truenos y los relámpagos, son cada vez mas intensos, y si no es por los arboles, me estaría calando hasta los huesos.
A un km de Llorts, la lluvia ya es importante. No me he puesto el chubasquero, ya que cuanto mas llueve, mejor me voy encontrando.

Solo quedan 5 km hasta meta, y el camino me lo conozco ya que pasa por delante de la casa de Vero y Josep. Estoy mojado hasta las pestañas, las zapatillas parecen barcas del agua que tienen. Aun así no paro de trotar, ya que quiero llegar lo antes posible a meta.
Llego a Sornas, y solo queda la subida hasta la glorieta y 100 metros hasta meta.

Última recta, y ya veo el arco de llegada. Un poco antes Reyes, RamónQ, Javi y Ramón dándome los últimos ánimos. Terminé, no sin sufrir en algún momento mas de lo que me hubiese gustado, pero he llegado.

Ha sido duro, mas de lo que me pensaba. Al final 7 horas y media, y puesto 98 , una hora mas de lo que creía, pero muy contento.

Y ya pensando en el próximo reto, Carros de Foc este fin de semana!!!

Por último, felicitar a todos los finisher de la Ultra Trail, en especial a Marc Balaña y Teresa Forn, muchas felicidades por este logro!!!!

Fotos salida Coll de la Botella

4 comentarios:

reyes dijo...

no te quejes que me porté bien, no hice cima y no fue por falta de ganas...

Anónimo dijo...

Felicidades¡¡ Yo soy uno de los moribundos que pasaste al subir Clot de Cavall.

Davidph dijo...

Anónimo,espero que tu también llegaras a meta, aunque seguro que un poco mojado después del chaparrón que nos cayo. Felicidades a ti también!!

Monrasin dijo...

Que Cab... David...¡¡que fuerte estas!!
luego te cuelgo las fotos de la llegada, que has salido muy guapo y...¡¡muy fresco!!